Home

pacto ambiental

UNA AGENDA AMBIENTAL

PARA LOS PRÓXIMOS 5 AÑOS

es lo que Guatemala necesita para empezar a construir un futuro sostenible

¿QUÉ ES EL PACTO AMBIENTAL 2016 - 2020?

GUATEMALA: UN COMPROMISO CON EL AMBIENTE

Es una iniciativa del Gobierno de la República, presidido por el Presidente Alejandro Maldonado Aguirre, que busca generar un espacio multisectorial de diálogo para desarrollar una Agenda Estratégica para Gestionar el Ambiente en los próximos 5 años, y acordar su implementación conjunta entre los diversos sectores. La iniciativa está siendo conducida por el Ministro de Ambiente y Recursos Naturales.

El proceso de diálogo para generar el Pacto Ambiental no será una mesa de debate o negociación política. Tampoco es un proyecto de planificación estratégica conducido por expertos. Es más bien un espacio diverso para que líderes de los sectores económicos, políticos, sociales y académicos, preocupados y comprometidos con el medio ambiente de Guatemala, comprendan juntos y a profundidad qué está pasando (la realidad actual), y acuerden qué hacer en función de ello en los próximos cinco años.

GUATEMALA
DEBE SUSCRIBIR
UN COMPROMISO
CON EL AMBIENTE

Es una iniciativa del Gobierno de la República, presidido por el Presidente Alejandro Maldonado Aguirre, que busca generar un espacio multisectorial de diálogo para desarrollar una Agenda Estratégica para Gestionar el Ambiente en los próximos 5 años, y acordar su implementación conjunta entre los diversos sectores. La iniciativa está siendo conducida por el Ministro de Ambiente y Recursos Naturales.

El proceso de diálogo para generar el Pacto Ambiental no será una mesa de debate o negociación política. Tampoco es un proyecto de planificación estratégica conducido por expertos. Es más bien un espacio diverso para que líderes de los sectores económicos, políticos, sociales y académicos, preocupados y comprometidos con el medio ambiente de Guatemala, comprendan juntos y a profundidad qué está pasando (la realidad actual), y acuerden qué hacer en función de ello en los próximos cinco años.

Defensores

POR QUÉ UN PACTO AMBIENTAL

Y POR QUÉ AHORA

Todos y cada uno de los indicadores ambientales del país nos dan un mismo y resonante mensaje: Guatemala está perdiendo su patrimonio natural y con ello sus posibilidades de desarrollo y bienestar a largo plazo.

Ya existen diversas agendas ambientales con propuestas muy acabadas sobre las políticas públicas y medidas a tomar (como las contenidas en la Agenda Nacional de Desarrollo K´atun, Nuestra Guatemala 2032 y en los diagnósticos y propuestas ambientales generados por la diversas universidades), y sobre las metas a alcanzar (como los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Sistema de Naciones Unidas); sin embargo es necesario traducirlas en una agenda compartida entre los diversos sectores e identificar las medidas concretas que necesitan tomarse en los próximos 5 años. La agenda a generar también debe conectarse a los agentes y actores que conducen los destinos del país. Por otra parte, la institucionalidad pública ambiental está sobrepasada y es necesario re-pensarla y renovarla para asumir los retos que tenemos con efectividad, eficiencia, transparencia y participación ciudadana.

El gobierno de transición liderado por el Presidente Alejandro Maldonado representa una oportunidad, breve pero potente, para gestar acuerdos políticos entre las fuerzas vivas de la sociedad. Esta oportunidad está dada por la independencia partidaria de esta administración de gobierno, el empoderamiento ciudadano para retomar el control de “la orientación al bien común de la administración pública”, y la entrada de nuevas autoridades de gobierno en enero del próximo año que están llamadas a prestar mayor atención al clamor ciudadano.

LA METODOLOGÍA DE DIÁLOGO DEMOCRÁTICO

La experiencia internacional ha demostrado que los procesos de diálogo multi-actor permiten abrir espacios para que los diversos grupos de la sociedad se encuentren, construyan la confianza entre ellos y se acepten mutuamente. Esto, a su vez, ha agilizado la discusión, los acuerdos, y la preparación de agendas comunes para afrontar los retos del desarrollo del país. Al incluir voces de diversos sectores de la sociedad, estos procesos han ayudado a manejar y resolver los conflictos pacíficamente, fortaleciendo la gobernabilidad. La metodología de diálogo democrático se refiere a procesos de diálogo que buscan transformar las relaciones conflictivas y contribuir a la gobernabilidad democrática. Un diálogo democrático es siempre un proceso de cooperación y trabajo conjunto. Opera con una mirada sistémica de la problemática, y por ello, incluye la participación de un grupo diverso de actores relacionados con la problemática, y no solamente a partes que buscan negociar un tangible. El objetivo del diálogo democrático no es intercambiar información, sino transformar a través del diálogo. Se trabaja para lograr un entendimiento sistémico de la problemática y fortalecer las relaciones entre los actores involucrados, facilitando la identificación conjunta de acciones transformadoras.

En cuanto al Pacto Ambiental, los participantes se reunirán en tres talleres de trabajo (5 y 6 de noviembre, 19 y 20 de noviembre y 3 de diciembre). La asistencia a estas tres reuniones es indispensable para construir los acuerdos del Pacto. Se espera que los participantes analicen de manera sistemática la realidad actual del ambiente en el país, tomando en cuenta el contexto nacional e internacional,y reflexionen, discutan y acuerden un conjunto de acciones que podrían contribuir a resolver los desafíos encontrados. El método de trabajo es participativo, escuchando las voces de los diversos actores, buscando construir consensos sobre la base de aportes de igual valor de cada uno de los participantes. Se utiliza una combinación de métodos de trabajo: en grupos, sesiones plenarias, caminatas de reflexión, paneles de expertos, y espacios abiertos para construir ideas y propuestas. El enfoque de trabajo es sistémico y se analizarán las dimensiones económicas, tecnológicas, educativas, sociales, culturales y políticas relacionadas con el ambiente en Guatemala.

El proceso y los participantes tendrán el apoyo de seis equipos de trabajo, cada uno con tareas específicas a cumplir: estrategia de comunicaciones, expertos ambientales, logística y organización, y facilitación. El equipo de expertos preparará un documento técnico base conteniendo un diagnóstico de las tendencias actuales de cada tema, así como una propuesta de metas de largo y mediano plazo (e.g 15 años, 10 años, 5 años). La tarea de los participantes del Pacto será definir y acordar para estos temas, una Agenda Estratégica para gestionar el ambiente– un conjunto de acciones estratégicas relevantes, coherentes y posibles para los próximos 5 años-, así como las instituciones responsables y las rutas de implementación.

LA
METODOLOGÍA
DE DIÁLOGO
DEMOCRÁTICO

La experiencia internacional ha demostrado que los procesos de diálogo multi-actor permiten abrir espacios para que los diversos grupos de la sociedad se encuentren, construyan la confianza entre ellos y se acepten mutuamente. Esto, a su vez, ha agilizado la discusión, los acuerdos, y la preparación de agendas comunes para afrontar los retos del desarrollo del país. Al incluir voces de diversos sectores de la sociedad, estos procesos han ayudado a manejar y resolver los conflictos pacíficamente, fortaleciendo la gobernabilidad. La metodología de diálogo democrático se refiere a procesos de diálogo que buscan transformar las relaciones conflictivas y contribuir a la gobernabilidad democrática. Un diálogo democrático es siempre un proceso de cooperación y trabajo conjunto. Opera con una mirada sistémica de la problemática, y por ello, incluye la participación de un grupo diverso de actores relacionados con la problemática, y no solamente a partes que buscan negociar un tangible. El objetivo del diálogo democrático no es intercambiar información, sino transformar a través del diálogo. Se trabaja para lograr un entendimiento sistémico de la problemática y fortalecer las relaciones entre los actores involucrados, facilitando la identificación conjunta de acciones transformadoras.

En cuanto al Pacto Ambiental, los participantes se reunirán en tres talleres de trabajo (5 y 6 de noviembre, 19 y 20 de noviembre y 3 de diciembre). La asistencia a estas tres reuniones es indispensable para construir los acuerdos del Pacto. Se espera que los participantes analicen de manera sistemática

la realidad actual del ambiente en el país, tomando en cuenta el contexto nacional e internacional,y reflexionen, discutan y acuerden un conjunto de acciones que podrían contribuir a resolver los desafíos encontrados. El método de trabajo es participativo, escuchando las voces de los diversos actores, buscando construir consensos sobre la base de aportes de igual valor de cada uno de los participantes. Se utiliza una combinación de métodos de trabajo: en grupos, sesiones plenarias, caminatas de reflexión, paneles de expertos, y espacios abiertos para construir ideas y propuestas. El enfoque de trabajo es sistémico y se analizarán las dimensiones económicas, tecnológicas, educativas, sociales, culturales y políticas relacionadas con el ambiente en Guatemala.

El proceso y los participantes tendrán el apoyo de seis equipos de trabajo, cada uno con tareas específicas a cumplir: estrategia de comunicaciones, expertos ambientales, logística y organización, y facilitación. El equipo de expertos preparará un documento técnico base conteniendo un diagnóstico de las tendencias actuales de cada tema, así como una propuesta de metas de largo y mediano plazo (e.g 15 años, 10 años, 5 años). La tarea de los participantes del Pacto será definir y acordar para estos temas, una Agenda Estratégica para gestionar el ambiente– un conjunto de acciones estratégicas relevantes, coherentes y posibles para los próximos 5 años-, así como las instituciones responsables y las rutas de implementación.

TEMAS ESTRATÉGICOS

Se han priorizado seis temas estratégicos para el ambiente en el país.
Los primeros cuatro son coincidentes con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU
ib3 image

Al año 2030, Guatemala tiene una institucionalidad pública responsable de gestionar los recursos hídricos, que genera información útil, desarrolla inversiones en obras prioritarias de regulación hídrica, reconoce y respeta el aporte y derechos de los pueblos indígenas sobre el agua, mejora la eficiencia de los sistemas de conservación, captación, distribución, uso y tratamiento del agua, y reduce la contaminación hídrica.

Leer más

ib3 image

Al año 2030, Guatemala es un país que trabaja para mantener el equilibrio ecológico y los bienes y servicios ambientales para asegurar los medios de vida de la población
a través del fortalecimiento institucional, la inversión, el enfoque territorial y la participación ciudadana en la gestión sostenible de los recursos naturales.

Leer más

ib3 image

Al año 2030 Guatemala ha reducido significativamente la contaminación por desechos sólidos, mantiene limpios los ríos, lagos, caminos, rutas escénicas y terrenos municipales y privados. El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, el Ministerio de Salud y Asistencia Social, los gobiernos municipales y demás instituciones cumplen y hacen cumplir la legislación de desechos sólidos, apoyados en modelos de gestión que incluyen el aprovechamiento de desechos sólidos y en la conciencia
y participación ciudadana.

Leer más

ib3 image

Al año 2030, Guatemala produce aprovechando el capital natural, previniendo y mitigando los impactos ambientales, protegiendo y restaurando los recursos naturales, bajo un marco de gobernabilidad democrática y respeto a los derechos humanos, de pueblos indígenas, contribuyendo así al bienestar integral de todos los guatemaltecos.

Leer más

ib3 image

Al 2030, Guatemala es un país que promueve un desarrollo justo, equitativo y bajo en emisiones, basado en sus compromisos incluidos en el INDC presentado a la CMNUCC (2015), donde las poblaciones más vulnerables al cambio climático están adoptando prácticas que crean y mejoran sus capacidades de adaptación y resiliencia, promoviendo los saberes ancestrales.

Leer más

ib3 image

Al año 2030, Guatemala tiene un sistema descentralizado de Gestión Ambiental funcional con una amplia gama de instrumentos normativos y regulatorios de control e incentivo, bajo la rectoría del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, que se aplican con amplia y activa participación de la sociedad, previenen y mitigan los impactos ambientales humanos y facilitan y propician el desarrollo sostenible.

Leer más

ÚLTIMAS NOTICIAS

NACE EL PACTO

La iniciativa nace de las actuales autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales y de gente que tiene mucho conocimiento y experiencia en el tema. Sin embargo, lo que se busca es la participación activa y decidida de los diferentes actores de la sociedad guatemalteca que tienen un papel clave en la protección o en el deterioro del ambiente.

Por ello hemos considera que un Pacto Ambiental debe incluir: al sector productivo del país, que es el principal usuario de los recursos naturales; la sociedad civil, que representa los intereses y puntos de vista de los diversos sectores que son impactados por el uso y/o abuso de los recursos naturales; y el Estado, por ser quien diseña y ejecuta las políticas públicas.

Proceso de construcción

Entre el 5 de noviembre y el 7 de enero 2016 el Proceso de construcción del Pacto Ambiental, que busca desembocar en una serie de compromisos multisectoriales de adhesión voluntaria entre líderes representativos del Estado, el sector productivo y la sociedad civil por una Guatemala verde, limpia, competitiva y resiliente para todos.

La iniciativa partió de las actuales autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales y de ciudadanos conocedores y expertos en el tema. Se busca es la participación activa y decidida de los diferentes actores de la sociedad guatemalteca que tienen un papel clave en la protección o en el deterioro del ambiente.

El Pacto Ambiental es un compromiso multisectorial de adhesión voluntaria entre líderes representativos. Incluye al sector productivo del país, que es el principal usuario de los recursos naturales; la sociedad civil, que representa los intereses y puntos de vista de los diversos sectores que son impactados por el uso y/o abuso de los recursos naturales; y el Estado, por ser quien diseña y ejecuta las políticas públicas.

Los participantes han trabajado en torno a una Agenda que traza metas y una hoja de ruta con las líneas de acción a favor del ambiente para los próximos 5 años.

Un condensado informativo sobre el Pacto se encuentra en apartado de temas y documentos.

COP21

Entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre del 2015, la comunidad internacional se reúne en París para alcanzar un nuevo acuerdo sobre el cambio climático a nivel mundial. COP21 es la forma abreviada del inglés para la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Este título fue creado en la cumbre celebrada en 1992 en la brasileña Río de Janeiro, donde por primera vez se reunieron los países preocupados por el cambio climático. Allí se acordó una convención que entró en vigor en 1994 y que ha sido suscrita por 195 países. La clave del acuerdo está en la “estabilización de los gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que evite la interferencia humana dañina en el sistema climático”.

El acuerdo de París 2015 tiene el potencial de impulsar a los países y comunidades a actuar simultáneamente trabajando hacia la reducción de las emisiones de carbono, mientras se adaptan a los impactos a largo plazo del cambio climático. El propósito de París es trabajar una manera de limitar las emisiones de esos gases, mientras se permite que los países puedan seguir creciendo y se le ofrezca ayuda a los menos desarrollados y más afectados por la subida de las temperaturas. Debido a su alta vulnerabilidad, Guatemala solicita a la Asamblea de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, reunidas en la COP21/ MOP11, el pleno y explícito reconocimiento del Istmo Centroamericano como región particularmente vulnerable que soporta una carga anormal y desproporcionada ante los efectos adversos del cambio y la variabilidad climática, teniendo presente sus necesidades específicas. La posición de Guatemala se encuentra en el apartado de temas y documentos.

Un movimiento ciudadano

La Alianza Ambiental es un movimiento ciudadano integrado por múltiples sectores, que busca acompañar la implementación del Pacto Ambiental 2016-2020 y mantenerlo vigente en la agenda nacional. Esta Alianza es una expresión más de la Primavera Guatemalteca y por ello se basa únicamente en la voluntad, el compromiso y el entusiasmo de sus miembros para hacer valer el Pacto.

Sus objetivos específicos son:

  • Promover la acción conjunta y la colaboración multisectorial para implementar el contenido del Pacto Ambiental.
  • Realizar auditoría social e incidencia para promover la implementación del Pacto Ambiental, cuando fuera necesario.

Está conformada por representantes y líderes representativos de sectores e instituciones que construyeron el Pacto Ambiental 2016-2020, así como por todo aquel que desee unirse trayendo aportes y compromisos concretos para avanzar la sostenibilidad ambiental del país.

Para funcionar, la Alianza Ambiental tiene un Comité Promotor conformado por tres personas de diferentes sectores miembros, elegidas democráticamente en el seno de su Asamblea. El Comité Promotor será re-elegido cada seis meses o como la Asamblea lo disponga.

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales se incorporará a la Alianza Ambiental como interlocutor en el Consejo Consultivo de dicho Ministerio.

Comité Promotor para el periodo “enero-junio 2016”

  1. Edwin Castellanos, Director del Centro de Estudios Ambientales de la Universidad del Valle de Guatemala
  2. Otto Becker, Miembro de la Junta Directiva de Cámara de Industria de Guatemala
  3. Marco Vinicio Cerezo B., Presidente de la Asociación de Organizaciones no Gubernamentales de Ambiente y Recursos

Declaración de Guatemala por el Ambiente y el Desarrollo Sostenible

1Declaracion-de-Guatemala-por-el-Ambiente-y-el-Desarrollo-Sostenible_Página_1
2Declaracion-de-Guatemala-por-el-Ambiente-y-el-Desarrollo-Sostenible_Página_2
3_Declaracion-de-Guatemala-por-el-Ambiente-y-el-Desarrollo-Sostenible_Página_2

Documentos

DOCUMENTO BASE DEL PACTO AMBIENTAL EN GUATEMALA 2016-2020